lunes, 30 de abril de 2012

Rebotero 30 de abril de 2012: Una cayapa cómplice en torno a la "secreta" suspensión de Brad Greenberg

Allen Iverson fue descubierto por Brad Greenberg

En el periodismo, que es parte sustancial de la vida misma, no se puede perder la capacidad de asombro. Desde el pasado viernes, cuando coloqué el material de Espn College, donde se hacía alusión a la suspensión por cinco años del coach Brad Greenberg por parte de Ncaa, he podido corroborar que la especie humana es "particular".
Y nos vamos de cuento: en un mundo tan globalizado como el nuestro, donde una flatulencia producida en Sendai, Japón puede sentirse en Machupichu, Perú hay pocas cosas que puedan ocultarse. Y no olerse...
Si bien estamos "informados" de muchísimas cosas, lo cierto es que dada la saturación a la que nos vemos expuestos, muchos datos claves para entender la realidad quedan ocultos, a la espera de que el tiempo los ocubra con el manto del olvido.
Pero resulta y acontece que siempre existe una fuente curiosa, que se topa con un hecho irregular y nos lo hace llegar. Hice esfuerzos por recordar si había tenido noticias de la suspensión de Greenberg, apartado de la Universidad de Radford a principios de este convulso 2012. Violó las reglas Ncaa y como agravante instruyó a un jugador para que mintiera a los investigadores. Doble falta.
Incluso la pregunté a varios amigos fiebrosos del básquet, que se la pasan en el red o devoran los diarios deportivos. La respuesta siempre fue negativa. No existían noticias de lo sucedido con el estadounidense en nuestros medios. Haga la prueba en Google y luego de revisar 37.012 documentos, el silenciamiento es el mismo.
"Hemos admirado a Rebotero, pero lo que publicó en su blog estuvo fuera de lugar"; "Son ganas de joder, perjudica a la selección que se de a conocer este tipo de noticias"; "Son ganas de refritar algo viejo para hacerse notar". Estos y otros comentarios impublicables nos llegaron a nuestra cuenta en twitter @rebotero y no dejamos de sentir pena ajena por quienes piensan que la mejor opción es mentir o callarse las verdades. Así le hacen un flaco favor a nuestro baloncesto.
No tengo nada personal en contra del coach Greenberg, que según nota del diario The Washigton Post, del día 8 de marzo de 2012 tranquilizaba a su hermano menor Seth, sobre su difícil estancia en la Venezuela actual, sitiada por la delincuencia.
"Básicamente, él vive en solitario. No está seguro de salir de su apartamento. Cada vez que le hablo o le escribo le ruego que sea cuidadoso. Y Brad me responde que no me preocupe. Y por supuesto estoy preocupado por él todo el tiempo". Seth Greenberg es el técnico de Virginia Tech, de la Conferencia ACC en la I división Ncaa. En la nota del Washington Post, los reporteros siempre le pidieron su opinión sobre este asunto que, indudamente, manchaba la reputación de ese apellido.
¿Sabía la Federación Venezolana de Baloncesto de esta situación y se hizo la vista gorda, o sus dirigentes aprovecharon la mala hora del coach para hacerse de los servicios de un técnico, al que podría pagarle tarifa mínima? Todo es posible: la prensa deportiva venezolana, tiene muchas explicaciones que dar sobre el ocultamiento de este bochornoso asunto.


Seth Greenberg, Dt de Virginia Tech. Cortesía TWP

No hay comentarios:

Publicar un comentario