lunes, 12 de marzo de 2012

Rebotero (12 de marzo de 2012) Un iceberg amenaza a Guaiqueríes

Parece que el cuento de hadas, sobre el cual llegó Guaiqueríes de Margarita a la LPB 2012, está llegando a su final o por lo menos pareciéndose mucho a uno de horror. Lo que lucía pura eficiencia y entusiasmo por parte de la administración gubernamental, tras la expropiación de la franquicia a la familia Tovar Mata, muestra signos preocupantes.
Hemos escuchado algunas informaciones, que por lo delicado, no ventilaremos aún. Pero el pasado viernes, el iceberg que amenaza con hundir al peñero insular, se mostró en toda su grotesca expresión: tres jugadores importados se negaron a intervenir en el partido, a consecuencia de reiteradas promesas de pago incumplidas y la "retención" de un porcentaje significativo de sus salarios en dolares.

¿Cómo se come eso?
Por si fuera poco, nos llegó la información de que el concepto de viáticos diarios para los jugadores es de 100 Bs F, con los cuales deben almorzar y cenar. Tras un desayuno fuerte, que siempre viene incluído en los hoteles donde pernoctan, los basqueteros deben hacer maromas para medio alimentarse y de paso rendir en la cancha. La verdad es que ese tratamiento dista mucho del que  esperábamos para jugadores profesionales.

La guinda de la torta
No obstante, el colmo de los colmos viene siendo la explicación del directivo Coello, cuando afirmó "no pudimos pagar a los impportados porque LPB no nos entregó los dolares". Tenemos más de cinco años entrampados en un feroz control de cambio, y el acceso a las divisas es poco menos que una proeza. Sabemos que Cadivi asigna a los órganismos deportivos una cuota, que siempre se tarda en cancelar.
El retardo, hasta donde conocemos, se ha extendido por dos o tres años en el básquet rentado. Los clubes han tenido que asistir al mercado libre, para adquirir las "lechugas" y así hacerle frente a este pesado concepto administrativo. Si el Estado venezolano, que es propietario de Guaiqueríes, no logra cumplir sus compromisos en dólares, ¿qué quedará para los demás clubes? ¿Así van a contratar a Diego Guevara, un profesional muy delicado en esa materia?
LPB no dirá una palabra para desmentir a Coello: es un tema espinoso y demasiado sensible, con el que la retaliación sería una medida inevitable por parte de un régimen autoritario y feroz. Es el bozal de arepa. Hacemos votos porque las cuentas de la popular franquicia, no se encaraten y aparezca con su pestilente aliento, la bestia negra de la corrupción.

Pase adentro:
Cocodrilos de Caracas logró su objetivo de pasar a la siguiente ronda de la Liga de Las Américas... su debut ante Arecibo quedó para el olvido, pero luego se mostró como el gran club ante Joinville (Brasil) y Leones de Santo Domingo (República Dominicana)... Carl Elliot elevó su cotización de jugador franquicia... El calendario LPB sufrirá alteraciones, y la comisión técnica organizará el plan de contingencia... Unos reales quiere ahorrarse la Federación Venezolana de Baloncesto, con la contratación de Brad Greenberg, de cara al Suramericano... Como Bucaneros le hace la gauchada del pago del salario, el estadounidense cumplirá el reto previo antes del Repechaje, "baypaseando" al coach titular... Luego, desde la silla de FVB se critica a Greivis Vásquez por reclamar lo justo... Las palabras del presidente FVB hacia el basquetero ("no nos movemos por caprichos") constituyen una enorme falta de respeto para el caraqueño.
Carl Elliot confirmó de qué está hecho. Foto Fiba Américas

No hay comentarios:

Publicar un comentario