sábado, 3 de marzo de 2012

La sirena grande está de cumpleaños

Una sirena con nombre alemán pero más criolla que el pan de piquito. Foo AR
Había una vez, una natación que quería ser grande, competitiva y de renombre en todas las citas de la Fina. Esa natación criolla, paradojas de la vida, tuvo que arroparse con la garra, la entrega y la perseverancia de una chica grandotota con nombre de "musiúa". Y es que Anneliese Rockenback, quien lo duda, marcó toda una época en los deportes acuáticos de Venezuela. Hoy, día de su cumpleaños, reconocemos en ella a una guerrera, una pionera, una de las bases fundamentales de la modernidad en la natación venezolana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario