sábado, 17 de marzo de 2012

¿La afición sólo sirve para llenar las gradas?

Este fue el "delito" que cometió un grupo de fanáticos y fueron sacados "a la mala" por la GN. Foto Francisco José Martínez

Vamos a ponernos de acuerdo y dejarnos de máscaras, así como de posturas falsarias. No es posible que la directiva de un club de baloncesto LPB proclame a los cuatro vientos que la fanaticada es su principal activo y a la primera señal de crítica y descontento, le mande a la Guardia Nacional para que los desaloje del gimnasio.
Eso fue lo que aconteció la noche del viernes, tras la barrida de los insurgentes Guaros de Lara, ante los Guaiqueríes de Margarita en el gimnasio "Ciudad de La Asunción". Un grupo de aficionados, ejerciendo su constitucional derecho a la Libertad de Expresión, desplegó una pancarta. Tan sólo eso.
Si existe una fanaticada guerrera, que reclama su sentir siempre, esa es la de los ardorosos seguidores de la tribu. En tiempos del expropiado empresario Rodolfo Tovar, muchas veces los ánimos se caldearon y el reclamo incluyó monedas en el tabloncillo del coso asuntino.
No avalamos el abuso y las groserías de un grupo de atorrantes, que se hacen llamar fanáticos, en los gimnasios LPB. Repudiamos el que alguien lance objetos, incluso contundentes, en contra de jugadores en cancha. Pero de allí a reprimirles, a cercenarles su derecho a expresar su descontento hay mucho trecho.
La semana que pasó ha sido la más negra, la más difícil, en la campaña 2012 de los Guaiqueríes. A la renuncia de Francisco "Paco" Diez, a la revelación de irregularidades administrativas y no pocas novatadas gerenciales, se sumaron los escándalos de las rumbas de dos de los importados, cuyo rendimiento era sospechoso desde hace más de un mes. Increíble, pero cierto!
Y para colmo de males, les viene la serie contra el líder Marinos de Anzoátegui, que viene "picado" luego de haber perdido su invicto frente al Trotamundos de Carabobo, quinteto que ahora tiene entre ceja y ceja meterse entre los tres primeros puestos. Guaiqueríes llegará tambaleante al Clásico oriental, independientemente de la incorporación de Diego Guevara y del Dt Carlos Mercado.
Lo lamentable es que un alto directivo, de manera socarrona, salga del gimnasio diciendo muy sonreido: "al que no le guste, que no venga"...


5 comentarios:

  1. Anónimo7:01 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. el público lo que puede es lanzarle un boicot a la directiva, no asistiendo a varios juegos seguidos, para que aprendan a respetar.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:16 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:26 p. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Les recordamos a quienes vayan a realizar comentarios, que son siempre bienvenidos, se abstengan de hacerlo en forma anónima. Gracias por seguirnos!!!

    ResponderEliminar