sábado, 17 de marzo de 2012

Gregory Echenique y "Bluejays" de Creighton ahora van contra la difícil Universidad de North Carolina en la Locura de Marzo



Echenque sabe su responsabilidad en la pintura.

El pívot venezolano Gregory Echenique y los Bluejays de la Universidad de Creighton asistirán mañana  domingo a su segundo compromiso, en la llamada Locura de Marzo, cuando se midan a la peligrosísima Universidad de North Carolina.
Echenique marcó 10 puntos, en la sufrida victoria 58 - 57 frente a Alabama el viernes en la tarde. El guatireño totaliza ahora 1003 puntos, en su carrera Ncaa, discriminados así: 645 con Creighton y 358 con Rutgers. Por si fuera poco, acumula 55 bloqueos en la campaña, para ser el máximo exponente de esa difícil categoría en las dos últimas zafras de su conferencia.
"Sólo es cuestión de no caer en su juego. Ellos te presionan muy fuerte y aplicaron mucha velocidad, así incurrimos en errores, en los que usualmente no caemos", declaró el basquetero venezolano a la agencia de Noticias AP, según el portal de la universidad, www.gocreighton.com
Dijo el criollo que la mente de él y sus compañeros está puesta en la partida dominical: históricamente, Creighton jamás le ha ganado a NCAA en la fase de 32. Llevan 0 - 2 en esa instancia competitiva. A la tercera va la vencida. "Sabemos que los tiros van a caer en ese juego".
Tras fallar dos tiros libres cruciales, a falta de 8.7 segundos para culminar el encuentro ante Alabama, Josh Jones se "puso la capa" y fue el factor clave en la conquista, con un bloqueo contra un triple de Trevor Releford. 
Doug McDermott acumuló 16 puntos y 10 rebotes, para ser el más valioso del encuentro, en el que los Bluejays descontaron una ventaja de 11 puntos en el segundo tiempo. Todo esto, a pesar de haber fallado tres tiros libres, en los últimos 32 segundos del cotejo.
"Han transcurrido 10 años desde que no lográbamos una victoria así y se la debíamos a los fanáticos. Es un sentimiento increíble" aseguró el coach del equipo y padre del jugador más valioso, Greg McDermott. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario