miércoles, 29 de febrero de 2012

Rebotero: 29 de febrero de 2012. La importancia de ser un Zancudo

Caracas vs Guaiqueríes: una rivalidad histórica que se agiganta. Foto cortesía Cocodrilos.
Hace unos días, mi amigo Freddy Chavier, compartió conmigo estas palabras "el Zancudo Centeno es uno de los jugadores más subestimados en nuestra liga". Anoche, cuando el base aragüeño fue determinante en el triunfo de Cocodrilos de Caracas ante Guaiqueríes de Margarita, recordé a mi hermano cabimero.
Centeno es considerado como "viejo" en este circuito y la verdad es que es un hombre que, en términos olímpicos, tendría dos ciclos buenos de frente. Ayer se fajó como los grandes, en particular en el tercer cuarto, para que los saurios cortasen la cadena de tres derrotas en la muy famosa gira oriental.
Darius Adams, con sus cestas "rompe mandíbulas", ratifica que es uno de los mejores refuerzos que han venido en los últimos tiempos. La asistencia del público no estuvo como lo merecía un clásico de tamaña magnitud, pero es que las cosas con el bolsillo andan durísimas...
Cómo nos hubiera gustado estar allí, pero un gripón de padre y señor mío nos dejó con las ganas. Escuchando la transmisión oficial de los capitalinos, constatamos las adversas condiciones en las que tienen que laborar los circuitos radiales. La ubicación en una esquina es un castigo, y se pierden muchísimas jugadas, así como decisiones arbitrales.
Pienso que la solución no es hacer ironía al aire: lo sustantivo es elevar una carta de protesta ante la LPB y que los directivos traten mejor a un medio de comunicación tan consecuente con el básquet, como lo es la radio.

Y seremos invencibles!!!
Lamentable ver la partida de Diego Guevara a Estados Unidos, luego de que no llegase a acuerdo alguno para lograr su libertad y jugar con Guaros de Lara. Tal y como se los comentaramos hace algunas semanas, Toros de Aragua es el dueño de ficha del barquisimetano, tras una negociación "singular".
Más allá de los argumentos que asisten a las partes, lo cierto es que nadie puede trabajar a disgusto en ninguna parte. Los tiempos de la esclavitud en Venezuela, al menos formalmente, finalizaron en el siglo XIX. El día que un jugador reclame solidaridad de sus compañeros y se vea solitario en su petición, allí va a acordarse de constituir, de una vez y para siempre, la Asociación que alguna vez presidimos en 1989.

Pase adentro: apenas hoy salió el reglamento de la Ley del Deporte y por encima nos parece interventor, hiperburocrático, con un barniz de tecnología para matizar su clara vocación centralista y controladora... Vamos a leerlo con calma y ofreceremos nuestro parecer... Un abrazo y nos vemos el viernes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario