lunes, 21 de mayo de 2012

Una gran final en un gimnasio insuficiente

El "luis Ramos" cumplió una etapa dorada. Foto Min Deporte

Mañana comenzará la gran final LPB 2012 y contará, otra vez, con Marinos de Anzoátegui en plan de animador, de favorito de alzarse con los máximos honores. Nuevamente, la fanaticada tendrá que asistir a un gimnasio muy querido, pero desde hace mucho tiempo insuficiente: el gimnasio "Luis Ramos". Inaugurado en 1965 con motivo de unos Juegos Nacionales, esta  magna estructura honra la vida y obra de uno de los grandes dirigentes del deporte venezolano. 
Ramitos era un tipo especial: llegó a oriente como campeón de maratones de baile, fue empresario, se casó con su amada Lobelia y forjó una dinastía competitiva, en tiempos que los directores regionales de deportes no cobraban un centavo por sus desvelos. Mis abuelos Antonio Delgado y Clara María Almeida fueron sus amigos personales.
Lo cierto del caso es que la afición al baloncesto, ese deporte de nuestros amores, se volvió un gigante en el norte del estado para ser un sentimiento llamado el Acorazado Oriental, que aspirará a su novena corona, ser el máximo ganador de campeonatos en la LPB.
Y nos preguntamos, ¿quien o quienes van a saldar la deuda histórica de un nuevo gimnasio, el Gran Domo de Oriente, tantas veces prometido y hasta ahora bypaseado? ¿Cuál será el argumento para postergar, nuevamente, el inicio de los trabajos de un domo para 10000 personas, que servirá para el deporte y la cultura en esa ardiente región?
Por allí hay un proyecto de Ciudad Vinotinto y pensamos que lo primero es lo primero: Marinos no aguanta más dilaciones y hace rato se ganó su nueva casa, la casa grande de los deportistas orientales. ¡Que así sea!

PD: Mantenerle el nombre de Luis Ramos sería un lindo detalle, para la memoria de ese gran dirigente, que además le ha traido suerte a la franquicia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario