jueves, 16 de agosto de 2012

Denuncias contra vice ministro Quiñones salpican al baloncesto federado



Nota del editor: un grupo de trabajadores del Ministerio del Deporte nos hizo llegar esta misiva, que publicamos con carácter de confidencialidad hacia la fuente, que teme recibir represalias ya que se encuentra adscrita a esa dependencia. Nótese en los últimos párrafos, dolorosa situación, las estrechas relaciones entre el funcionariado denunciado y el baloncesto federado. Hacemos votos porque la transparencia sea la medida de la puja por la sede del Premundial 2013.

Con la llegada de Rubén Limardo a Caracas, vimos la emoción del pueblo venezolano que recibió al ganador de una medalla de oro luego de 44 años. También vimos el efusivo abrazo con Francisco “Morochito” Rodríguez. Una postal para el deporte criollo.
Pero también vimos como el ministro del Deporte, Héctor Rodríguez Castro, apenas pudo saludar al atleta. No por la gente, sino por el rechazo del mundo del deporte hacia un personaje que ha frenado la evolución deportiva, uno de los puntos de honor del actual gobierno, que incluso había sido reconocido por la oposición en años anteriores, pero desde la llegada de este personaje se ha retrocedido.
No es para menos, corrupción indetenible, conflictos laborales con los trabajadores, planes legales sin fundamento técnico, entre otros desmanes, ha mermado el éxito en el deporte a uno de los puntales comunicacionales del cual el gobierno nacional siempre daba como ejemplo: la revolución deportiva.
A este panorama se suman nuevas denuncias, una de ellas la grotesca asignación de 10.368,93 euros para el viceministro de Rendimiento, Abogado Yuri Quiñones, para su placentera estadía durante los juegos olímpicos en los cuales estaría haciendo alarde de su bien disfrutado turismo deportivo.
Un punto de cuenta firmado por el director general del Instituto Nacional de Deporte, Miguel Bermúdez, dándole el aval al funcionario para, que según relata la descripción, realice una “supervisión técnica”.
Supervisión técnica que no maneja, ni conoce, ni le interesa conocer, según algunos encuestados dentro de la institución, porque su título lo acredita como abogado, recientemente graduado, por cierto. (¿Cuánto habrá costado este titulillo? ¿Recuerdan el de la inefable Blanca Ibánez?)
La asignación de 10.368,93 euros a una persona, sobrepasa incluso lo otorgado a 12 disciplinas deportivas que compitieron en los juegos olímpicos. Un viceministro sin conocimiento en materia deportiva se otorga más recursos que 30 atletas clasificados a la máxima cita del deporte, quienes durante años se sacrificaron para lograr ese sueño.
Quizás por eso, atletas quienes agradecen al actual gobierno del Presidente Chávez su apoyo, se deslindan y apartan de la gestión de Rodríguez por su ya conocida soberbia y altivez, práctica ejercida a viva voz dentro de las instituciones en las que antes estuvo al frente sin éxito como el Ministerio del Despacho de la Presidencia (apenas ocho meses) y como Vicerrector de la UNEFA, y que ahora aplica, a manera de reto abierto en MinDeporte, permitiendo atrocidades como la antes descrita.
Los 10.368,93 euros asignados a Quiñones, casi igualan a los 10. 560 euros, por concepto de viáticos del equipo completo de esgrima, integrado por 6 atletas y 5 personas entre entrenadores y técnicos. En total 11 personas que sudaron y lucharon por la medalla de oro reciben un trato de injusto por las altas autoridades de Mindeporte, que ahora no sólo se toman la foto de primera página en los medios nacionales e internacionales, sino que se abrogan el éxito como suyo.
Les aseguro que nisiquiera de niños jugaban con espadas, tipo El Zorro o Los Tres Mosqueteros,  porque preferían emular al compañero de Batman…y ahora son avispados, pero les sale contraloría social.
A principios de mayo de este año, una queja pública a través de twitter de la ciclista Daniela Larreal generó polémica entre la atleta, que participará en sus quintos juegos olímpicos, y el bufete de abogados que integra el tren ejecutivo del Ministerio del Poder Popular para el Deporte.
Durante plena cita deportiva, algunos atletas a través de las redes sociales y otros en declaraciones públicas, se han quejado por diversas situaciones. Quejas justas todas, y que de una u otra manera deben seguir elevándose hasta llegar a su destinatario real: Chávez; ya que en Mindeporte, además de incapacidad gerencial han mostrado una preocupante sordera colectiva.
El blanco de sus protestas: el retraso en la asignación de recursos en euros para continuar su preparación hacia los Juegos Olímpicos, por parte de la cartera deportiva y de su Viceministerio de Rendimiento, dirigido por el abogado viajero Yuri Quiñones.
“Desde Suiza le agradezco al Ministerio que me firmen mi certificación CADIVI para seguir mi preparación a los Juegos Olímpicos”, comentó la Daniela. “A sólo 80 días de representar a mi gran país en mis 5tos Juegos Olímpicos y tener que mendigar una firma para representarla dignamente. Qué tristeza”, agregó.  
En nuevas entregas publicaremos detallitos como la cantidad de viajes realizados por este agente viajero que funge como vice de rendimiento (justificados o no); sus relaciones directas con directivos de federaciones para negociar las economías producidas por concepto de organización de eventos (tenemos pendiente meterle lupa al Preolímpico de Baloncesto: desde el viaje a Suiza para conseguir la sede -toda una comitiva, entre la cual destaca además el nombre de la Primera Dama del Deporte-;el pago multimillonario a una empresa privada por concepto de audio -capitalismo más que salvaje-, el súper crédito otorgado por la Asamblea Nacional para fines de orden social; la “remodelación, adecuación y modernización” del gimnasio Leopoldo Márquez “El Poliedrito”, que en lo sucesivo sería el Centro Nacional para el Desarrollo del Baloncesto -si pasa usted, amigo lector, en estos momentos frente a ese elefante blanco, verá alimañas, monte, descuido, ruinas, nada adecuados para la práctica de tan exigente disciplina). Además, este astuto abogado, que entre otras cosas ha pretendido impulsar el cambio de Seguros Horizonte para una administradora de salud -de su familia- para que se encargue de los empleados del Mindeporte, debe ser investigado por lo que hizo en Guadalajara -donde su familia formó parte de la delegación oficial- y otras perlitas más.
Todo esto con anuencia del que sin dudas ha sido el peor comandante del deporte nacional en 63 años de fundado el IND; 63 años, que de por cierto pasaron por debajo de la mesa porque estaban ocupados en la preparación de esta “fiesta viajero-turístico-deportiva” que les ha salvado la mano siniestra del espadachín de Bolívar, nuestro orgullo, Rubén Limardo, quien ahora esgrimirá la palabra y dirá, como ya ha dicho, verdades.
PD: a quien le interese, tenemos las copias de la relación de viáticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario