miércoles, 20 de junio de 2012

Cheerleaders venezolanas son mucho más que una cara bonita

La gran Thaís Briceño: una leyenda. Foto cortesía Susie Andrade

Cuando lo escuché, palabra de honor, no lo podía creer. "No habrá cheerleaders en el Repechaje Olímpico". La noticia corrió como pólvora por las redes sociales, en una airada manifestación de protesta hacia la arbitraria y mojigata medida venida de una resentida con poder. "Son expresión de la explotación hacia la mujer", se les escuchó decir a los salvadores de la moral del hombre nuevo.
Por eso, Rebotando hoy consultó la voz de esas mujeres, que durante años y no poco sacrificio han ayudado a consolidar al baloncesto como un genuino espectáculo familiar: ellas son las hermosas, talentosas e insustituibles cheerleaeders.
Através de sus testimonios, una vez más, pude constatar que ellas son mucho más que una cara bonita y un cuerpo escultural. Son profesionales universitarias, empresarias, madres de familia, esposas, gente sensible y ARTISTAS a toda prueba, capaces de amansar al monstruo de mil cabezas que a veces sale de las gradas. Y todo con la mejor de sus sonrisas.
Hoy las aguas parecen haber tomado su cauce, y en el repechaje tendremos a las chicas en la cancha, cual dignas representantes de la mujer venezolana, a fuerza de belleza y talento. La legendaria Susie Andrade, la profesora Caridad Seco y la imbatible Thaís Briceño compartieron con nosotros lo que significa ser una animadora, en el deporte venezolano.

Susy Andrade:
"una cheerleader es alegría, belleza, energía. En el marco del Repechaje, es el representar a nuestro equipo, dando el todo por el todo, para que el público asistente se entretenga en un espectáculo familiar.
Cuando hay estrés, cuando hay violencia en los gimnasios, nosotras somos clave para darle un cambio de ánimo a esas gradas. 
Muchos fanáticos nos dicen que ellos van al juego, no sólo por el tema de la defensa o las tácticas en cancha, sino por ver qué vamos a presentar nosotras en el entretiempo.
El baloncesto es una familia. Una ama lo que quiere y por eso estamos aquí. Eso lo proyectas y la gente disfruta del espectáculo que brindas. Somos deportistas y gente organizada en el tabloncillo. A veces siento que no valoran nuestro trabajo.
En los últimos tiempos, hemos hecho énfasis en que el público aprecie el talento de la mujer animadora, no sólo su belleza física, que mueve un cuerpo.
Las muchachas que bailaron el número de Billos, primero no querían hacerlo. Luego lloraban porque bailaban con sus abuelos".

Caridad Seco:

La profesora Caridad y sus niñas.

"Nosotros tenemos que estudiar bien el equipo y la región, donde vas a bailar. Me ha tocado trabajar en La Guaira, Caracas e incluso en Puerto Ordaz. Son públicos distintos. En Guayana, les gusta mucho el calipso del Callao. Para la gente de Puerto La Cruz, lo importante es el show.
Yo soy profesora de educación física y lamentablemente en Venezuela no dan gimnasia o psicomotricidad en la edad escolar. Esa es una de las ramas que es obligatoria en otros países. Sucede que una recibe a una niña de 15 años sin que sepa hacer una acrobacia, que es el estilo que en mi escuela hemos impuesto.
Muchas personas piensan que por tener un físico bonito, todo está resuelto. Una debe enseñarles a las muchachas sobre entrenamiento, alimentación, modales. Hasta de la vida. Mi proyecto de investigación de maestría de grado es sobre la cheerleaders. Esto es un deporte, una pasión, que pudiera llegar a convertirse en una federación. Ojalá que una se cotizara como los jugadores o las animadoras de otros países, en los cuales se les da preminencia publicitaria. ¿Qué niña no le gusta bailar y destacarse?

La bella @andrecheer es Odontóloga y locutora. Doble talento! Foto Candy Avila

Las animadoras NBA son personalidades mediáticas


Thaís Briceño:
"Soy bailarina profesional, soy jazzista desde muy niña. He aprendido que para poder llegar a la meta, hay que ser disciplinada. Todo esto aparte de la pasión: es imposible hacerlo si no lo vives, ni que venga Nadia Comanecci a darte una clínica.
Donde yo me paro, demuestro que no destaco por mi presencia física, me paro y le digo al público con mi cuerpo cuánto he trabajado.
Ya nuestros shows no están vinculados a las canciones de moda. Vamos a buscar un tema, a darle un significado a la temática, incluso con una falda larga.
Una vez, Greivis Vásquez llegó a un restaurant y estaba Sussy Andrade y dijo a todo el que quieira escuchar tu eres mi novia, te admiro.
El día de mañana, cuando mi niño vaya al básquet dirá que mi mamá fue profesora de esas muchachas allá abajo. Es básquet es una familia. Si tu estás alegre por dentro, eso lo afloras y puedes compartirlo con la gente".

1 comentario:

  1. Hermanito, tremendo articulo. Yo tambien quede asombrado con la noticia. Gracias a Iris fue que me entere. Mi Prima tambien es una de las cheerleaders y es una "pasion" lo de ella,., y mira que de exigente es la cosa.
    Y si! Soy Chavista, revolucionario hasta por genetica, pero esto me parecio una barrabazada "moralista y de un mal entendido feminismo".
    Salud y revolucion!

    ResponderEliminar