lunes, 17 de septiembre de 2012

Un Fondo que paraliza al deporte profesional


Las sombras, lagunas y dudas existentes en torno al Fondo Nacional del Deporte apuntan al exterminio del deporte profesional, tal y como lo conocemos hoy día. De "obligatorio cumplimiento", el nuevo instrumento del Ministerio Popular del Deporte ni termina de arrancar, y por otro lado aterroriza a los patrocinadores tradicionales de disciplinas como el beisbol o el baloncesto.
La semana pasada, antes de que fuera víctima de un atraco a punta de pistola a la salida de una heladería, José Grasso Veccio, presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional y el tren ejecutivo que le acompaña activó la señal de alarma en este sentido.
No hay reglas de juego claras, y los anunciantes grandes de la pelota no saben a que atenerse. La búsqueda de la ansiada solvencia, es el norte de quienes desean confirmar  su presencia comercial en un espectáculo tan querido para el venezolano. 
Pero lo cierto del caso es que ante las amenazas de multas o castigos, muchos contratos de financiamientos de clubes están paralizados o pactados en una mínima expresión. El Gobierno del Presidente que lleva 14 años en el poder, una administración que desea seguir los pasos de La Habana, encontró la forma de acabar con el deporte que más ama el venezolano de a pie.
Hace unas semanas, en la sede de un club de baloncesto profesional, los jerarcas del Fondo Nacional del Deporte llegaron como los autoritarios que son, amenazando y sintetizando su mensaje a pocas palabras: paguen y ya el impuesto. 
¿Será que el fin de fiesta les "impulsa" a buscar dinero fresco del que echar mano y cuando antes mejor? La inminente realización de la convención del baloncesto profesional tendrá este punto,  junto al de los dólares preferenciales, como temas álgidos de la agenda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario