miércoles, 26 de septiembre de 2012

Créalo o no: a la caza del expediente por agresiones a periodistas el 13 de agosto de 2009 o el peloteo institucionalizado

No solo fue la brutal agresión: ahora exigir información sobre el caso es una odisea.
9:00 am: Tras encontrarme con el joven abogado de la Organización No Gubernamental "Espacio Público", Oswaldo Cali, llegamos al centro de información sobre expedientes de la Fiscalía General de la República, a fin de constatar cómo marcha la investigación en torno a las agresiones a periodistas de la Cadena Capriles, el 13 de agosto de 2009, a plena luz del día, en la esquina de Veroes, Avenida Urdaneta, Caracas.

10:00 am: Luego de una cola de 20 personas y tras de una prolongada ausencia, el funcionario del Ministerio Público que nos atiende nos informa que en el sistema no aparece ninguna información. Nos pide el número de expediente emitido por el CICPC.  Nada de nada.

(Aún no me recupero de ver el rostro de Johana, una madre veinteañera, que acude a buscar protección, tras recibir un puñetazo en la cara del padre de su menuda hija. El morado es intenso, de esos que veo en los combates de boxeo)

10:30 am: Voy a mi casa a buscar la tarjetica que me dieron en Medicina Forense de Bello Monte y volvemos ante el mismo funcionario, esta vez sin hacer la cola. Pero la respuesta es la misma: no hay información. "Vayan a la Fiscalía 36, allá puede ser que allá les orienten".

10: 45 am: En la Fiscalía 36 del Area Metropolitana de Caracas, nos piden el número que suelen dar en el centro de información del que venía. Les decimos que no disponen de esos datos y buscan con no poco fastidio nuestro requerimiento. La solución, vayan un piso más arriba en la 36 con competencia Nacional.

10: 50 am: Una amable secretaria nos recibe el papel del CICPC y nos pide que esperemos fuera. 

11:10 am: Sale la secretaria y nos dice que allí no es. Le comentamos que es el caso de los periodistas de la Cadena Capriles y allí le cae la locha: "haberlo dicho antes, es en la 52 del edificio Villasmil".

11: 30 am: En un edificio marcado por un aborrecible mal gusto, se encuentra la Fiscalía 52. Subimos al piso 15. Luego de que un custodio con cara de pocos amigos verificara nuestros datos, pasamos y el Fiscal encargado nos dice que el expediente fue pasado a Delitos Comunes, pero que en unos días volverá a esa dependencia, ahora responsable de Delitos por Legitimación de Capitales. "Pero si quieren, vayan a verlo allá".

11: 45 am: Luego de errar en la dirección de Delitos Comunes, llegamos a la sede principal del Ministerio Público en la Avenida Universidad y una abogada constata que, en efecto, el experiente reposa en la subdirección de DC, pero que no lo podemos ver. "Si se pasan el viernes, les diremos si se mantiene aquí o regresó a la Fiscalía 52"...


Continuará...


No hay comentarios:

Publicar un comentario