viernes, 13 de julio de 2012

Gabriel Ruda y la selección: "hay que reinventar nuestra mentalidad"

Nota del editor: Gabriel Ruda, psicólogo de profesión, es un hombre que pertenece al baloncesto. Amigo personal, Ruda mueve a centenares de personas a cambiar su vida, para hacerla más grande y digna de ser vivida, a través de conferencias y contactos que dirige con maestría y precisión. De manera accidental nos topamos con un análisis suyo, tras el Repechaje olímpico que nos parecio muy interesante. Les invitamos a seguirlo en su blog personal y por su cuenta de twitter. Con su permiso y amabilidad, disfruten de una voz autorizada que, en un futuro no muy lejano debería regresar a formar parte del staff de la vinotinto del básquet. Un abrazo amigo!

 
Creo que tienen mucha razón todos los que argumentan que tenemos que aumentar la estatura de nuestra selección, sólo que hay algo adicional que no hemos considerado...

No podemos perder de vista que hubo un proceso de REINVENCIÓN total en el baloncesto de primer nivel (mayormente europeo y absorbido por Argentina)

Ese proceso ha enfocado los esfuerzos de los grandes del baloncesto, a fortalecer a TODOS los roles del equipo, para tener un alto porcentaje de aciertos en disparos de larga distancia, no sólo en pilotos, escoltas y aleros...

Desde que estuve con la selección trabajando como psicólogo, ha sido sorprendente ver a algunos equipos (como lo vimos en el preolímpico), que incluso sus pivots y centros pueden acertar un canasto de larga y media distancia cómodamente, así como driblar con la destreza de un jugador pequeño... ¿No es sorprendente ver a un gigantón de 2.15 moverse ágilmente con el balón y lanzar de afuera?

Esto nos tiene que llevar a concluir que no basta realizar un trabajo de reclutamiento de talentos, sino que hay que ejecutar un plan integral que conlleva lo físico, lo técnico, táctico, estratégico y los más importante: mental...

Si no cambiamos la mentalidad e innovamos, no sólo con el jugador que viene a la vinotinto de mayores, sino con toda la cadena de formación, desde el entrenador del barrio/pueblo, hasta la liga profesional, seguiremos observando los partidos por televisión o ligando que otros equipos pierdan para avanzar en los eventos internacionales, porque definitivamente el basket de hoy es otro.

Prueba de ese cambio de mentalidad que viene gestándose desde hace rato, es que el campeonato mundial 2002 lo ganó Yugoslavia, el oro olímpico de Atenas 2004 lo obtuvo Argentina y el mundial de Japón 2006 se lo llevó España. Desde el 2000 al 2008, EEUU no figuró en el podium de honor incluso con sus NBA? Hasta los Norteamericanos han tenido que cambiar su mentalidad de juego para volver a bañarse de oro.

No nos merecemos la frustración como nación, habiendo tanto amor por esa pelota en el país. Se necesita un cambio de mentalidad técnico / táctica. Si no lo hacemos, ni que venga el mismo Anthony Robbins (motivador famoso) en persona a motivar a la selección será suficiente.

Pensamientos de esos que se escuchan aún: "El Jugador grande es para que agarre rebotes, de tapones y clave la pelota", son los que hay que cambiar.

Parece exagerado, pero hay que fortalecer hasta los más básico y volverlo maestría... Razón tuvo Phil Jackson al llegar a los Lakers cuando dijo "We have to back to basics..."

Un fuerte abrazo a todos

Gabriel Ruda
Twitter: @gabrielruda

No hay comentarios:

Publicar un comentario