sábado, 9 de noviembre de 2013

Tres grandes del básquet dijeron adiós: no los dejemos morir en el olvido!!!

Alexis Fajardo era un negro buena gente. Un tipo sencillo, trabajador, amigo de los amigos y por encima de todo un enamorado del baloncesto, disciplina a la que dedicó buena parte de su vida. 

Alejado del ambiente basquetero por problemas de salud, esta semana un infarto le dio un zarpazo que no pudo evitar y hoy está en eso que llaman mejor vida.

Como no podía ser perfecto, el negro Alexis tenía la malísima costumbre de fumar como si el tabaco se fuera a acabar mañana. Yo siempre le decía que se dejara de eso y botaba el cigarro, sonreía y volvía a su mesa técnica. 

oxoxoxoxoxox

Otro que falleció hace quince días, y se marchó en silencio, fue Ramoncito Calatayud, gloria del boxeo y en los tiempos recientes masajista de quintetos de la Liga Profesional, en especial de Cocodrilos de Caracas.

Nacido en Falcón, Calatayud fue hermano de crianza del también boxeador Ramón Arias y como comenzó en Maracaibo sus andanzas en las doce cuerdas, muchos pensaron que era oriundo de la tierra del Sol Amada.

"La familia quiso que la noticia de su muerte se difundiera luego de la cremación del cuerpo de mi papá. El siempre fue un hombre discreto en la vida", expresó Lisbeth Calatayud, hija del boxeador que falleció a la edad de 77 años.

Para rematar la faena de la pelona, esta semana falleció la basquetera mirandina Enmy Blanco, quien defendió con alegría, fuerza y coraje los colores de esa entidad federal.

Tanto Alexis como Ramón, merecen un homenaje por parte de la Liga Profesional de Baloncesto en la próxima campaña. Es lo justo, es lo mínimo que pueden hacer los amigos de estos grandes pilares del tabloncillo. Enmy también merece un recuerdo por la gente buena del basquet mirandino.  

La bella Enmy en Santiago de Chile, La Moneda

No hay comentarios:

Publicar un comentario