miércoles, 7 de noviembre de 2012

Un basquetero comprometido repite en la Oficina Oval de la Casa Blanca

Su pasión por el básquet está más que comprobada
Por muchas razones estoy muy contento con el triunfo de Barack Obama, que repite 4 años más en la Oficina Oval de la Casa Blanca. No sólo somos compañeros de generación, no sólo porque es un tipo que viene de abajo, que le puso acento social a su desempeño, es un hombre que sabe cómo se bate el cobre en la calle.
Más allá de cualquier consideración, es un enamorado del básquet y eso nos hace hermanos. Obama tiene ante si el reto de mutiplicar la prosperidad en un país en recuperación económica, cumplir con las expectativas que no pudo alcanzar en su primer período y ponerle fin a la bestia de la guerra.
Por lo demás, me gustaría jugar una partida con él un día de estos. Y quien pierda paga las hamburguesas a la salida! Felicitaciones presidente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario