viernes, 11 de septiembre de 2015

Rebotero: ¡Crucifiquen a Greivis Vásquez!



1987: Ciudad Universitaria de la UCV, Escuela de Comunicación Social. Seminario de Periodismo Deportivo. Invitado Pompeyo Davalillo.

"Cuando jugaba para Washington, no había en Caracas ni Maracaibo quien no buscara de saludarme o invitarme una cerveza. Pero sucedió que, cuando me lesioné, esas mismas personas que querían  tomarse una foto conmigo, cruzaban la calle para no verme en muletas. Para no encontrarse conmigo.".

Las selecciones nacionales representan el mejor talento disponible y DISPUESTO para afrontar un determinado compromiso deportivo.
Existe la entendible aunque infantil pretensión de juntar a "lo mejor de lo mejor", y de esa manera asegurarnos la victoria.
Recordemos que los Estados Unidos, la meca del baloncesto, tan sólo pudo conformar el primer y único gran Dream Team en 1992, luego de varios fracasos.
A finales de los años 80 del SXX, específicamente en 1989, Sam Shephard accedió de manera voluntaria a representar a Venezuela. Fue una decisión personal, tan personal como su naturalización desde 1983.
Esa decisión coincidió con la explosión de varios talentos emergentes, Carl Herrera de los más sobresalientes. Allí surgió la gesta bautizada como los "Héroes de Portland", quienes llegaron a disputar la final del Preolímpico 1992 contra el Dream Team original, con la misma humildad y garra con la que han jugado los guerreros del Preolímpico de
México 2015.

II
A la distancia lucen caníbales, desproporcionados y salvajes los ataques que ha recibido Greivis Vásquez, por parte de la muy necia Afición Borbónica: los únicos dueños de la verdad, aquellos inmaculados que no sólo son capaces de determinar qué está bien o mal en la cancha. Son, con justísimos merecimientos, los más patrioteros desde 1821 a la fecha en la república.
Esta Afición Borbónica (y no pocos de los dirigentes y cargamaletines, muy afectos a los dólares) dictamiraron que si Greivis felicita a sus compañeros semifinalistas vía twitter, debe callarse por traidor y desertor.
Greivis ejerció su  derecho a protestar a la dudosa dirigencia de la FVB, entidad que hace tiempo reclama un cambio gerencial y ético. Quizás en lo que no reparan los francotiradores de oficio, es que las críticas del tercer NBA de Venezuela sirvieron para mejorar las condiciones de sus compañeros en tierras aztecas.
¿Que si Greivis es un presuntuoso? Habría que preguntárselo. El forma parte de la selecta élite de los 300 mejores jugadores del mundo y eso eleva sus expectativas a la hora de decidir si va o no a una concentración, cosa que sucederá en un futuro no muy lejano.

III
Para quienes prepararan el paredón de fusilamiento, la paila de aceite hirviente o el Garrote Vil para Greivis, les  aconsejamos cambiar la polaridad de su resentida energía, por la luz de la serenidad, a fin de que nuestro equipo, nuestra selección termine de coronar el pase a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, con un campeonato en el Palacio de los Deportes este sábado en la gran Final del Preolímpico 2015.
En 30 años de vivencias directas, he podido comprobar la inteligencia, sensibilidad y honestidad de mi gente del básquet. Espero que la intolerancia y la estrechez mental no hayan corrompido a una familia a la que tanto quiero y deseo lo mejor.
¡Dios bendiga a la Vinotinto del básquet!































2 comentarios:

  1. Anónimo12:25 a. m.

    Les recomiendo que vean la declaraciones de Gustavo Ayon después del juego entre Mexico y Argenentina por el pase a la final, Donde habla sin pelos en la lengua de la situación del basket en Mexico , de lo que ha sucedido y sigue sucediendo y su opinión de como cambiar esa situación. Haci es que debe comportarse un hombre adulto. Dando la cara por su país y aprovechando su estatus para reclamar delante de los medios todo lo malo que se hace la federación en su país. Yo creo que Greivis esta siendo mal aconsejado ojala que reconozca su error y vuelva a la selección donde pueda unir su vos con la de los demás jugadores y hagan sus reclamos justos sin dejar de representar al país que no tiene la culpa de la mala dirigencia actual.

    ResponderEliminar
  2. Excelente articulo, de verdad que no pudiste expresar mejor el sentir de todos los que de verdad amamos el baloncesto venezolano, aquellos que no somos carmaletines y que jamas hemos cobrado un centavo por hacer nuestro mejor trabajo... Hoy ya Venezuela esta en los Juegos Olímpicos... Es una realidad después de 23 años de sequia, todo esto gracias al esfuerzo y dedicación de unos jugadores que lo han dejado todo en la cancha... Grande Vinotinto...

    ResponderEliminar