jueves, 24 de septiembre de 2015

¿Qué estará tramando Don Armando Naranjo? Cumplir 100 años!!!


 Texto: Pedro Marrero y Fernando Peñalver

Hoy cumple 82 años Don Armando Naranjo, caraqueño nacido a una cuadra del Hotel Majestic en 1933.

En 1954 en los VII Juegos Deportivos Centro americano y del Caribe Vistió la camiseta de nuestra Selección de Baloncesto.

 
En 1955, desde las páginas deportivas del diario El Universal, comienza su dilatada carrera periodística, que le ha llevado a informar y sobre todo opinar, sobre temas candentes de la actualidad competitiva, desde sus muy leídas columnas “Quinteto” y “Entrevero”.

En 1962, cubrió con total brillantez la hazaña de los “Súperdotados” del atletismo, cuando Venezuela ganó el Campeonato Iberoamericano, en tiempo del Zar, Eduardo Alfonzo García.

Naranjo fue jefe de deportes de las páginas de El Nacional, rotativo donde laboró por 15 años, además de ser el creador de la revista “Dicen beisbol, dicen básket” (Editorial Agustín Lisbona) y llevó con éxito la coproducción de la edición venezolana de la revista española Don Basket.

Gremialista a carta cabal, formó parte de la primera junta directiva del Colegio Nacional de Periodistas. Es miembro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa.

En la administración pública, al mejor estilo de la vieja campaña de Sears, fue presidente del IND por “nueve días”, en su condición de integrante del directorio de esa institución, en los años sesenta del SXX.

Su participación en el movimiento que lideró Fernando Romero, para darle nuevos rumbos al Comité Olímpico Venezolano (1984) fue determinante. En 1990, fue jefe de comunicaciones inedista, bajo la batuta de Francisco “Paco” Diez.

Lleva en la actualidad la página www.quinteto.com.ve, que invitamos a seguir, dada la calidad, profundidad de análisis y ponderación en cada uno de sus escritos.



14 de Julio de 2010, Don Armando Naranjo, pionero de la Liga Especial y decano de la prensa especializada en la disciplina, dijo que todo el éxito que tiene el baloncesto en Venezuela se debe a la siembra de quien merecidamente ha se ha ganado el título de “Señor Baloncesto”. Leonardo Rodríguez

Fue parte del Circuito Radial de los Guaiqueríes de Margarita.
Donde compartió con Juvencio Ramos, Por muchos años

En una oportunidad conto esta historia que ahora se las hago llegar:
El primer contacto con el baloncesto de Nueva Esparta lo tuve en 1957 –entonces, como Secretario de la Federación que presidía José Beracasa, era principal responsable del certamen-, cuando un equipo formado por jugadores de Margarita y el refuerzo caraqueño Carlos Pulido debutó en los exitosos campeonatos nacionales de la época.
Fue en el Nuevo Circo de Caracas y la presentación no resultó auspiciosa, en absoluto. Tanto que en la fila de reveses cosechados figuró la jornada en que el mirandino Luis Navarro anotó –él solito- 107 puntos (de 109 del conjunto) para establecer un récord individual que supera, incluso, los 100 establecidos por Wilt Chamberlain para la NBA.

La divisa insular, por supuesto, “desapareció del mapa”, aunque algunos entusiastas continuaron practicando en medio de vicisitudes de la época. Y fue casi un cuarto de siglo más tarde, en 1971 –casualmente, incursionaba otra vez en el sector federativo, como vicepresidente de Arturo Redondo-, cuando supe de primera mano sobre lo que se producía en Nueva Esparta, pues a la selección nacional llegaba un margariteño, joven (19 años), fuerte y bien dotado para la disciplina: Cruz Lairet.
Vino después la fundación de la Liga Especial, en 1974, y comenzó el brusco cambio del baloncesto, que recogió los frutos sembrados en aquellos campeonatos nacionales, mejorando el modelo con su régimen de temporada, importados y televisión.
“Ese muchacho tiene otros hermanos que también juegan”, había escuchado al destacar el evidente talento de Cruz. Y el entusiasmo de Flavio Fridegotto y Tulio Sánchez, introductores de Carabobo en el basquet espectáculo abrió campo a la llegada de Luis Lairet, quien desarrollaría sus condiciones bajo los consejos de Nat Frazier. Entretanto, Cruz reaparecería como figura de Aragua, que tenía su sede en Maracay y estaba bajo la dirección de Mauricio Johnson,
Los Nacionales, que seguían realizándose anualmente bajo el control de la Federación, tenían reservada una sorpresa para su edición en Cumaná 75; Nueva Esparta, con un elenco cien por ciento margariteño, se llevaba el título en impresionante demostración, pasando por encima de los clásicos ganadores como DF, Carabobo y, especialmente Aragua, que había dominado los tiempos recientes. Claro que, ante tamaño exitazo, los propios atletas pensaron: ¿ y por qué no podemos jugar en la Liga Especial?,Como se acostumbraba en aquellos años, Cruz y otros buscaron el apoyo de las fuerzas vivas, logrando acogida en Rafael “Fucho” Tovar, Erról Yrausquín, ambos fallecido,Salvador Cupello, Elio Mutti, José Luis Bruzual, Félix Silva Moreno... y el respaldo general de los pobladores, incluidos profesionales jóvenes que como el médico Rómulo Ramos se incorporaron desde el primer momento.

Y se produjo el debut en 1977, con el resultado harto conocido de seis títulos consecutivos, algo sin precedentes en el deporte venezolano. Los hermanos Lairet (Cruz, Luis y Rodolfo) resultaron emblemáticos para Guaiqueríes de Margarita, una divisa nacida para hacer historia y que, con ocho títulos (1977 -1982,97,07), y tres subcampeonatos muestra el más rico palmarés del baloncesto nacional.
Pedro “Camaguey” Espinoza, ganador de tres títulos como DT, los hermanos José Luis y Antonio Morales, Jesús Castillo, Pablo Mata, Omar Fernández, Evencio Gómez, Antonio Faneite, Alexis Castillo, Clodomiro Rodríguez, René Gutiérrez, Adrían Naar y los norteamericanos Melvin Williams, Fred Frederick, Lewis Linder y Gerald Cunningham formaron con los Lairet la primera avanzada. Linder y Cunningham, por cierto, repitieron durante ocho y siete años respectivamente, convirtiéndose en ídolos insulares y mostrando, su pasta de campeones.
En el camino, por supuesto, se generó una encendida rivalidad con Trotamundos y, muy especialmente, con Caracas (hoy representada por Cocodrilos), natural resultado del enfrentamiento eterno entre los deportistas de la provincia y la capital.
Tan exitoso discurrir hace de Guaiqueríes de Margarita –cuyos partidos mueven verdaderas peregrinaciones hacia y desde el gimnasio de La Asunción- no solamente una divisa que ha marcado hito en el deporte.
Muchas felicitaciones Don Armando.

1 comentario:

  1. Te falto decir que es co-autor del Libro "El Baloncesto" que escribió con Kenneth Wall y Leonardo Rodríguez

    ResponderEliminar