domingo, 23 de febrero de 2014

Albert Subirats retoma la senda de las competencias grandes y se solidariza con Venezuela

 


Subirats es un venezolano donde quiera que esté
FERNANDO PEÑALVER |  EL UNIVERSAL
domingo 23 de febrero de 2014  12:00 AM
Sereno, sin aspavientos y muy preocupado por los sucesos que han conmovido a Venezuela, en particular a su amada Valencia. Así se encuentra Albert Subirats (1986), quien logró oro en los 100 metros mariposa en el Grand Prix de Orlando.

Para este nadador que se recupera de una delicada operación, en el hombro derecho, regresar a los grandes eventos del deporte que ama y sin experimentar dolor, abre perspectivas positivas en la temporada acuática del año 2014.

"Gracias Ozzie"

El carabobeño, quien se prepara en Estados Unidos, compitió por los colores del equipo "Auburn Tigers", afiliado a la casa de estudios donde trabaja el también venezolano Oswaldo "Ozzie" Quevedo, en calidad de entrenador.

El hoy estratega Quevedo, responsable de los talentos emergentes de los Tigres de Auburn, ha sido un respaldo para Subirats. En sus tiempos de nadador activo, Quevedo fue todo un guerrero del agua.

"Estar en Auburn y con la ayuda de Ozzie (Quevedo) ha sido muy positivo para mí en esta recuperación. Ozzie es una persona con una mentalidad muy positiva, altamente contagiosa. Lo que más me tiene contento es que, por fin, estoy nadando sin dolor", comenta Albert, mientras se informa sobre los violentos sucesos que han estremecido al país.
Ozzie Quevedo, un apoyo sincero


Liderazgo positivo

Tal y como siempre lo ha hecho, Albert compartió durante la competencia con los juveniles criollos, los mismos que ven en él un líder, un guía, un ejemplo a seguir.

"La verdad fue que nadé muy tranquilo los 100 mariposa. El plan que apliqué fue meterme al agua sin presión, aunque una vez que vas a salir, hay algo que te impulsa a nadar rápido", dice quien agenció 53:43 en la final de la prueba, un registro alejado de su mejor marca.

Confiesa Albert que nadó "cargadísimo", al punto de que compitió sin afeitarse y el día previo a la prueba realizó una sesión completa de pesas.

Trabajar con la mente

El carabobeño cuenta con los consejos técnicos de los entrenadores Brett Hawke y Tyler Mc Gyll, con experiencia olímpica en el estilo mariposa.

"Ellos suelen trabajar con el tema mental y no te dejan achantarte, ya que siempre te colocan retos más difíciles en cada entrenamiento. Yo he dado lo mejor de mí, con entusiasmo y energía. Porque el día que no sienta la pasión de dar el cien por ciento en el agua, ese será el momento en que recoja mis cosas y me retire", argumentó el atleta que tiene raíces catalanas.

Dos kilos menos

Rebajar dos kilos menos, no sólo hace sentir más fuerte a Subirats, sino mucho más confiado de que ha seguido el camino correcto.

"El trabajar con pesas me ayuda muchísimo. Por supuesto, luego de la operación, debo trabajar con extremo cuidado, para cuidar el hombro derecho", asegura quien está muy pendiente de lo que sucede en Venezuela.

"Es difícil, a la vez que triste, estar a la distancia y ver la complicada situación política agravarse. Todos esperamos que Venezuela salga de esto, lo más pronto posible. Cada entrenamiento, cada prueba en la que intervengo, cada logro alcanzado es por el país. Siempre quiero darle alegrías a Venezuela", dice Subirats.

Luego de su conquista en el Grand Prix de Orlando, el carabobeño está mentalizado para intervenir en los Juegos Deportivos Suramericanos, que tendrán a la mágica capital de Chile, Santiago, como su epicentro de emociones.

"Mis competencias fundamentales en el año 2014 son el Abierto de París, los Juegos Centroamericanos en Veracruz, México y el Campeonato Mundial de piscina corta, a celebrarse en Qatar, a finales de noviembre. Allí veremos cómo evoluciona mi trabajo. Le he puesto mucho corazón".

Luis Villasmil fue uno de los entrenadores del equipo de Venezuela presentes en Orlando y celebró la sostenida evolución positiva de Albert Subirats en la piscina.

"Esta fue la segunda edición del Grand Prix y de un año para otro el nivel creció muchísimo. Albert se vio muy bien, incluso ganó cómodo su prueba. El siempre es un líder positivo para los chamos que vienen subiendo", comentó el técnico, que asegura que tanto Subirats como Andreina Pinto van a sobresalir en Santiago.

Con alto sentido de crítica, el técnico de Artheta confiesa que el nadador se mostró un poco irregular en el Grand Prix floridano.

"Pienso que le faltó un poco de concentración, pero eso forma parte del aprendizaje de un joven como él", sostuvo el coach sobre el medallista de bronce en la prueba de 1.500 metros libre.

Villasmil cree que muchos de los juveniles del combinado tricolor fueron víctimas de los nervios en el prestigioso Grand Prix.

Otra atleta que recibió muchos elogios por parte del especialista, fue Mercedes Toledo. "Delante de ella me quito el sombrero. Es una guerrera y su evolución es impresionante, desde 2009 a esta parte. Creo que luego de Andreína Pinto, Mercedes es la mujer más competitiva de la natación femenina criolla".

Villasmil acompañará al equipo nacional en los Juegos Odesur. La delegación saldrá el 4 de marzo y competirá desde el viernes 7. Luego de las 42 medallas alcanzadas en los pasados Bolivarianos, Venezuela tendrá que afrontar la arremetida de Brasil.
Mercedes Toledo, una figura en ascenso sostenido (Foto E. Olivares)
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario