lunes, 10 de junio de 2013

Crónicas del periodismo deportivo: Oscar Prieto Párraga y yo (Parte II y final)

Así de feliz estaba yo en el Universitario tocando "Maracunata" del grupo de rock Aterciopelados en el legendario Palco de Prensa (Foto Dr. Daniel Gutiérrez)

El segundo cuento que les debía del Dr Oscar Prieto Párraga, tuvo lugar en el estadio Universitario de la UCV. Corría la temporada 2000 - 2001 y este servidor era jefe de prensa de los (Gloriosos) Tiburones de La Guaira.

Gracias a la gentileza del jefe de medios, Héctor Cordido y de mis jefes Freddy Chacín y Armando Arratia, tuve la fortuna de dirigir las relaciones con la prensa y la fanaticada en esa campaña.

No se si fue por primera vez, pero los aficionados comenzaron a tener voz y esa voz era escuchada por la gerencia, gracias a la fuerza y encanto de un grupo de tiburoneros muy especiales, liderizados por la Lic. Giovannina Orsini Velásquez.

Fue un relanzamiento de mi carrera profesional, fue una oportunidad de crecimiento personal, también tuve que suspender mi militancia caraquista, ya que la pasión tiburonera me invadió.

Estando en funciones como redactor de "Ataque de Tiburón", la bella Margarita Capote me llama para integrar el staff de periodistas deportivos de Ultimas Noticias. Podía tocar el cielo con las manos.

Sucedió que en un juego contra el Caracas, la Samba Guairista desconcentró a Omar Daal y Prieto Párraga montó en cólera. "La samba no entra al juego, cuando Caracas sea local". Y asi fue.

En un evidente conflicto de intereses, escribí una nota muy fuerte en UN, que salió publicada un domingo, fecha en la cual debía cubrir el juego Leones vs Caribes.

Estando en el dogout del Caracas, el entonces propietario de Leones se me acercó y, con la voz más baja que usted pueda imaginar, me dijo palabras más, palabras menos "Peñalver, se te fue el yoyo. Si yo tuviera un periódico a mi disposición, sería muy fácil caerte a carajazos".

El hombre tenía razón y para mas vaina lo dijo sin gritar, casi inaudible. Fue devastador. 

oxoxoxoxoxox

Junio de 2013:

Oscar Prieto Párraga ya no es el "George Streinbrenner" que mandaba en el Caracas, pero ostenta un cargo hiper especial. Es el presidente de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional y acaba de resolver, quirúrgicamente, la primera crisis de su gestión sin haber comenzado la campaña: el caso del arrendamiento del estadio "José Pérez Colmenares" de Maracay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario