miércoles, 21 de octubre de 2015

¡Chao Pape! Homenaje a Oswaldo "Papelón" Borges, amigo y deportista



Por Fernando Peñalver
@rebotero

Cuando yo conocí a Oswaldo “Papelón” Borges, a mediados de los años ochenta del SXX, era el fan número uno del tenis de mesa en Venezuela y me atrevería a decir que del planeta entero.

Coincidimos en el diario Meridiano, ya que ambos éramos columnistas. El en su muy leída “Papelón y voleibol” y yo con mi querida “Rebotero”, que en abril de 2016 llega a 30 años.

Ya no era el todopoderoso presidente del IND, ya no era el presidente de una iniciativa que buscaba oponerse al Movimiento Olímpico vía organismos deportivos oficiales.

En el poder y fuera de este, siempre fue un tipo llanote, cordial, un declarante de primera línea a la hora en que muchos se le escondían a la prensa deportiva. Un señor dirigente.

Y es que el popular “Papelón”, lo más parecido a los atletas del Black Power en Caracas, se realizó en todas sus facetas: como atleta, como dirigente y como ciudadano.

Si bien los Juegos Panamericanos fueron un dechado de luces y también de corrupción, su nombre jamás se vio salpicado por escándalo alguno, al punto de llegar a ser integrante del salón de la Fama en 1998.


“Épale Fernandito”, era siempre su saludo fraterno. Lo vamos a extrañar. Y mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario